Menu

Aerolíneas comprometidas con la región de América Latina y el Caribe

Aerolíneas comprometidas con la región de América Latina y el Caribe

Ante las restricciones de movilidad impuestas por los Estados, resultado del COVID-19, distintas aerolíneas operando en la región han replanteado su operación y abocado a desempeñar un rol humanitario esencial a través de vuelos especiales de repatriación y transporte de carga con insumos vitales, a pesar de las difíciles decisiones de supervivencia que tantas empresas han tenido que tomar en esta circunstancia.

Vuelos humanitarios: si bien las fronteras se cerraron, los cielos no. Las aerolíneas están realizando un esfuerzo extraordinario para coordinar vuelos de repatriación con gobiernos, aeropuertos, embajadas, otras aerolíneas, ciudadanos e incluso con personal médico en tierra. En línea con los más altos estándares de seguridad, se está buscando, de manera coordinada con gobiernos y aeropuertos, atender al mayor número de pasajeros, pero las restricciones de vuelo en nuestros países aún son una limitante importante.

Transporte de carga: como uno de los medios de transporte esenciales y más eficientes, la aviación tiene un papel fundamental de apoyo a los Estados, garantizando el abastecimiento de insumos médicos para atender la emergencia sanitaria, así como otros insumos que la población y el comercio requieren. Estas operaciones son realizadas tras aprobación de las autoridades y bajo los más estrictos estándares de salud y seguridad.

Algunas aerolíneas han utilizado su flota de pasajeros para transportar carga y realizar vuelos chárter (bajo demanda), incluso en rutas que no operaban, para colaborar con el transporte de suministros esenciales como equipos médicos, alimentos y otros productos perecederos, tecnologías, fármacos y bienes de valor, así como otros bienes que ayudan a la continuidad de las operaciones aeronáuticas y el comercio.

De acuerdo con la OMS, el coronavirus puede subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. La Organización indica que es seguro recibir paquetes, dado que «la probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo».

Aun así, las aerolíneas han implementado protocolos preventivos efectivos para garantizar la salud de la tripulación y la carga. Entre las medidas están: filtros sanitarios, refuerzo de información sobre desinfección de personas y superficies, gel antibacterial a bordo, vigilancia adicional a entregables (alimentos, formularios), sanitización de aeronaves, desinfección de mobiliarios, capacitación y comunicación adicional con colaboradores, clientes y proveedores respecto a todas las medidas necesarias, por nombrar algunos.

Gracias a estos esfuerzos, el transporte aéreo de carga se ha convertido en un puente esencial para minimizar el impacto de la crisis financiera global y, sobre todo, para abastecer de productos a todos los países.

Las aerolíneas miembro de ALTA son un gran ejemplo de estas acciones. Podemos nombrar a GOL que está exonerando el pago de la tarifa aérea a médicos que trabajan para combatir el COVID-19 y necesitan movilizarse, pagando solo la tasa de embarque.

Aeroméxico está sumando esfuerzos con el Gobierno de México para transportar en múltiples vuelos insumos médicos esenciales, cobrando al gobierno solo una parte del costo de operación; así como el apoyo a la Cruz Roja Mexicana en el transporte gratuito de equipo de protección para el sector salud al interior del país; e igualmente la realización de vuelos especiales para llevar a casa a connacionales y extranjeros que quedaron varados en distintas regiones del mundo.

Avianca ha transportado más de 30 millones de kilogramos de carga que incluye alimentos, equipos médicos, elementos de aseo y medicinas en cerca de 700 vuelos. Así mismo, la aerolínea ha operado más de 24 vuelos especiales, movilizando a pasajeros alemanes, ingleses, peruanos, canadienses, colombianos, estadounidenses, guatemaltecos, ecuatorianos, entre otros.

LATAM Airlines ha regresado a casa a más de 100 mil personas: 80 mil en vuelos regulares y 20 mil en más de 150 vuelos especiales de repatriación y, gracias a sus capacidades de carga, recientemente transportó las células madre de Javiera, una niña de 9 años paciente de leucemia que esperaba ser trasplantada. De igual forma, Tropic Air desempeña un papel fundamental en el transporte de carga esencial a lo largo de Belice.

Aerolíneas Argentinas ha ejecutado 48 vuelos de repatriación, transportando a casa a más de 14 mil argentinos y Copa Airlines ha realizado 18 vuelos humanitarios junto a Wingo, logrando que más de 2.300 pasajeros puedan retornar a casa, a pesar de que su hub en Panamá se encuentra cerrado.

Existen muchos otros ejemplos de la ayuda solidaria de nuestras aerolíneas durante esta situación sin precedentes.

La industria se encuentra ante una crisis de salud financiera sin precedentes. Según datos de la WTTC, 75 millones de empleos están en riesgo en la industria de viajes y turismo en todo el mundo. Las aerolíneas se han visto en la necesidad de suspender inversiones, cancelar gastos no esenciales, renegociar contratos con proveedores y prestadores de servicios. Adicional a esto, en algunas empresas, los empleados han contribuido con un porcentaje de su sueldo para proteger sus empleos y la continuidad de la compañía.

Los esfuerzos de supervivencia requieren la toma de decisiones complejas. En esta línea, el papel que juegan los gobiernos es esencial, pues son millones de empleos los que dependen de la industria en un mundo globalizado en el que no se pueden entender las economías sin la conectividad aérea para el turismo y los negocios.

Desde ALTA nos sentimos orgullosos de todas nuestras aerolíneas miembro y sus esfuerzos extraordinarios para subsistir y apoyar a los distintos países.

Los gobiernos que implementen medidas de flexibilidad y apoyo a las empresas del sector aeronáutico serán recordados por haber protegido algo esencial para el desarrollo económico, la seguridad y la paz pública, que es la generación de empleos. A los gobiernos que ya han puesto en marcha medidas extraordinarias, nuestro más sincero reconocimiento. A los Estados que no han anunciado apoyos, estamos seguros que con uso de la razón y la visión a futuro en materia económica, laboral y política podremos juntos, gobierno, sector aeronáutico y otros asociados a la aviación como el hotelero, restaurante, cultural, etc., salir adelante.

Desde ALTA reiteramos nuestra completa disposición a los gobiernos de la región para ayudar a evaluar y determinar, en conjunto con la OACI, CLAC, ACI-LAC e IATA y entidades necesarias, la planificación de la viabilidad y recuperación del transporte aéreo, que protegerá los empleos, la seguridad y, en resumen, el bienestar de la población y, en consecuencia, la sostenibilidad económica de nuestros países.

Fuente: aerolatinnews.com

Foto: aerolatinnews.com

volver arriba