Menu

Brasil libera sus fronteras aéreas

Brasil libera sus fronteras aéreas

El Gobierno brasileño finalmente autorizó a los 6 de los 27 estados que restaban y ahora los turistas extranjeros pueden arribar a Brasil sin restricciones a través de todos sus aeropuertos.

Los pasajeros deberán cumplir los requisitos migratorios y contar con un seguro de salud, pero no deberán cumplir cuarentenas. Los ingresos por vías terrestre y acuática siguen restringidos.

Este jueves 24 de septiembre por la noche, el Gobierno de Brasil levantó todas las restricciones para la entrada de extranjeros en el país por vía aérea. La decisión, que fue publicada en el Diario Oficial, permite la entrada de extranjeros por todos los aeropuertos brasileños, que seguía prohibida en 6 de los 27 estados que componen el país.

El edicto -firmado por el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, y el de Justicia, André Mendonça-, establece que los extranjeros podrán ingresar a Brasil siempre y cuando obedezcan "los requisitos migratorios adecuados". En ese sentido, los turistas procedentes de otros países con estancias de corta duración (de hasta 90 días) deberán presentar a la aerolínea, antes del embarque, el comprobante de que poseen un seguro de salud válido en Brasil.

Las restricciones estaban vigentes en el país desde marzo (el inicio de la pandemia), cuando los accesos para extranjeros fueron temporalmente interrumpidos para intentar controlar la propagación del coronavirus, que a la fecha deja un saldo de 140.000 fallecidos y 4,6 millones de infectados en todo el territorio brasileño.

En ese marco, el transporte de cargas, ya sea por tierra o agua, también pasa a estar permitido a partir de este viernes. Sin embargo, la norma prorroga por otros 30 días más el veto a la entrada de extranjeros de cualquier nacionalidad por esas dos vìas, con excepción de venezolanos.

Según aclararon, las medidas restrictivas “no se aplican a brasileños, inmigrantes con residencia definitiva en el territorio brasileño, profesionales en misión a servicio de organismos internacionales y funcionarios extranjeros acreditados ante el Ejecutivo”. Y también quedan exentos los extranjeros que sean cónyuges, hijos, padres o compañeros de ciudadanos brasileños o que hayan recibido un permiso de entrada excepcional otorgado por el Gobierno.

Finalmente, el país advierte que “cualquier individuo que no obedezca las condiciones establecidas será responsabilizado en las esferas Civil, Administrativa y Penal, y estará sujeto a la repatriación o deportación inmediata, además de la inhabilitación de pedidos de refugio”.

Fuente: www.hosteltur.com

Foto: aristeguinoticias.com

volver arriba